León

El Peñón por Truchas

Longitud: 14,2 km
Altitud: 1.841 m
Desnivel: 748 m
Porcentaje: 5,27 %
Coeficiente: 201

Localización: En la Cabrera leonesa, limítrofe con Zamora, en la cima del Peñón está situado el límite de provincia.
El puerto del Peñón comienza en la localidad de Truchas. Para llegar a este pueblo, si lo hacemos desde La Bañeza debemos tomar la CL-622 hasta Castrocontrigo y allí girar a la derecha y coger la LE-126, ya hasta Truchas.

Especificaciones: La carretera está mal, es una carretera de alta montaña que sufre todos los inviernos las duras condiciones meterorológicas de la zona, en forma de nieve y de hielo, y eso lo nota el asfalto. La carretera suele ser parcheada cada primavera o verano ya que el invierno produce grandes socavones.

Fuentes: En Truchas, en Truchillas y en el kilómetro once de ascensión.

El Peñón por Truchas

Descripción: Estamos en La Cabrera leonesa. Llegamos a la localidad de Truchas, y si nos hemos dado un paseo por la zona y hemos admirado la fuerza de los ríos de la zona, pronto imaginaremos el por qué del nombre de esta localidad, sin embargo el nombre del pueblo no proviene de tan afamado salmonoide abundante en los ríos de la zona. El nombre proviene de los Celtas, antiguos pobladores de la zona, y concretamente de los "druidas", los antiguos sacerdotes galos, si, como Panoramix. El término "druida" evolucionó lingüísticamente a "truitas", y de ahí a Truchas, pudiendo ser este el origen del nombre de la localidad.

En Truchas, y bajo la atenta mirada del Cristo del Sagrado Corazón, allá, en lo alto, en las ruinas del Castillo de Valdavido, vamos a comenzar nuestra ruta, hasta la cumbre del Alto del Peñón.

Podemos resumir el puerto del Peñón en los cinco últimos kilómetros de ascensión, ya que antes de llegar a esos últimos cinco kilómetros vamos a encontrarnos con un puerto suave.

Desde la partida, en el municipio de Truchas, la constante de esta subida va a ser la suavidad de la misma. Nos encontraremos con algún tramo un poquito más duro, como puede ser el paso por la bella localidad de Truchillas, donde vamos a encontrarnos, a la salida del pueblo con una pequeña rampa que ronda el diez-once por ciento de pendiente. Una vez superado esta pequeña rampa, la pendiente sigue siendo constante, y muy suave, hasta llegar al aparcamiento habilitado para llegar al lago de Truchillas. A partir de ahí empezamos a rondar la pendiente media entre el cuatro y cinco por ciento en los dos siguientes kilómetros, encontrándonos de nuevo alguna rampa suelta con porcentajes superiores al 10%.

Y llegamos a los cinco últimos kilómetros de ascensión. Aquí la cosa se pone seria. Muy seria. Coincidiendo con el kilómetro décimo de ascensión, ya vamos a notar sobremanera la dureza del puerto, a la que hay que añadir el estado del asfalto, con mucha piedra suelta y demasiado descarnado como consecuencia de las nevadas invernales.
La dureza en los cuatro kilómetros finales es muy alta, rozando, para estos cuatro últimos kilómetros una media de dureza superior al diez por ciento, y con quinientos metros, entre los kilómetros once y doce de ascensión, con una media de casi el quince por ciento.

Hemos llegado arriba. El esfuerzo va a merecer la pena desde el mismo momento que hagamos un alto y dediquemos un momento a contemplar lo que nos rodea. Desde el Peñón tendremos el privilegio de contemplar la totalidad de la Cabrera Alta si miramos hacia atras, y toda la zona de Sanabria si contemplamos la parte sur zamorana.

Más en esta categoría: Valporquero, por Felmín, río Torío »