La Garganta, por Baños de Montemayor

Longitud: 10,9 km
Altitud: 1.319 m
Desnivel: 594 m
Porcentaje: 5,45 %
Coeficiente: 99

Localización: En la localidad de Baños de Montemayor, en la misma N630, tomamos la carretera CC-v-16 en dirección a La Garganta. Pasado el pueblo, continuamos con la ascensión, hasta casi el límite de provincia con Salamanca.

Especificaciones: Carretera en perfecto estado, con señalización horizontal. A partir del pueblo de La Garganta, se estrecha un poquito, pero sigue siendo perfecta en cuanto a su asfalto. La carretera empeora, y mucho, en la vertiente salmantina.

Fuentes: Un poquito antes de llegar al pueblo vamos a encontrar una en el margen derecho. También en el mismo pueblo podemos volver a coger agua.

La Garganta, por Baños de Montemayor

Descripción: La Garganta es un puerto un tanto olvidado en cuanto a la ralización de etapas en carreras ciclistas, sobre todo como enlace hacia Béjar en hipotéticos finales de etapa en la estación de esquí Sierra de Bejar-La Covatilla, o también, ojalá, en El Travieso. Ayuda muy poco que el asfalto una vez que coronas el puerto, ya en la provincia de Salamanca, empeore, y de que manera. Es, el puerto de La Garganta, una subida sin grandes porcentajes, apenas un par de veces vamos a superar los dos dígitos, para encontrarnos un par de rampas en torno al 12 por ciento.

Una vez dejado atrás el pueblo de Baños de Montemayor, con su famoso balneario, vamos a adentrarnos en una zona boscosa, sin ser demasiado cerrado el arbolado, lo que nos va a permitir el disfrute, en algunos momentos, de unas hermosas vistas hacia el valle. Saldremos de la zona boscosa para desembocar directamente en el pueblo que da nombre al puerto, en La Garganta. Una vez superado el pueblo, y coincidiendo con el cruce hacia Hervás, en el Collado de las Chispas, desaparecen los árboles casi por completo, y el puerto nos va regalar unas vistas espectaculares hacia Hervás por un lado y hacia el macizo rocoso de la sierra de Béjar por otro.

El último tramo de la subida es bastante suave, con algún tramo de descenso. No hay ninguna indicación que diga que hemos llegado a la cumbre, pero en el momento que vemos el embalse de Angosturas, podemos decir que el puerto de La Garganta ha llegado a su fin. Al otro lado del límite de provincia, recordar que la carretera empeora bastante, pero merece la pena adentrarse y sumergirse, una vez pasado Angosturas, en medio de un inmenso castañar, y un poco mas allá, Candelario, y la subida a El Travieso, pero eso es otro tema, con el que volveremos muy pronto.

Más en esta categoría: « Montanchez (Antenas), por EX-382