Navarra

Artesiaga, por Irurita

 

Longitud: 15,2 km
Altitud: 987 m
Desnivel: 793 m
Porcentaje: 5,22 %
Coeficiente: 155

Localización: El puerto de Artesiaga comunica, por esta vertiente, el valle de Baztán con el valle de Esteribar. Estamos por lo tanto en la zona norte de la Comunidad Foral de Navarra, ya casi en la Muga con Francia.

Especificaciones: Carretera en perfecto estado en cuanto al asfalto. Es estrecha, como en la mayoría de los valles de la zona, pero ideal para andar en bici. Tiene señalización horizontal en los bordes de la carretera.

Fuentes: Mejor llenar en Irurita ya que fuentes no hay. Siempre podemos recurrir a pedir agua en alguna de las bordas cercanas.

 

Descripción: Afrontamos la ascensión a Artesiaga dejando atrás Irurita. Nos despedimos de esta localidad, la segunda del Baztán tras Elizondo en cuanto a número de habitantes.artesiaga por irurita Irurita nos despide con sus blasonadas casas señoriales y con su famosa torre medieval gótica del siglo XV denominada Dorrea o Jauregizarra, típica torre de linaje que en 1496 fue encuadrada entre las doce casas más antiguas del Reino de Navarra.

 

Buscamos la carretera que nos conduce hasta Eugui, ya al otro lado del valle, la NA-174, y nos encontramos frente a nosotros un paisaje idílico: zonas boscosas de robles, hayas, castaños, combinan con el espléndido verde de los pastos del Baztán. No estamos lejos de Urdax y de Zugarramurdi, las brujas seguro que algo han tenido que ver en este mágico paisaje.

 

La primera parte del puerto sirve, al ser muy poca su dificultad, para que vayamos embobados con el paisaje que nos rodea. Son algo mas de dos kilómetros bastante suaves. Luego, gradualmente, va aumentando la dificultad, con algún descansillo, hasta que llegamos a Meaka. Tras pasar este collado nos encontramos con un kilómetro de mayor dificultad, con alguna rampa más que interesante. Pero es sólo un kilómetro. La carretera nos vuelve a dar un nuevo respiro para disfrute de nuevo de nuestros sentidos. Desde aquí admiramos ya la parte baja del valle. Vemos lo ascendido y lo que nos queda. El monte Saioa, con sus 1418 metros nos observa silencioso en nuestro ascender que ya no es mucho. Un último esfuerzo nos conducirá hasta la cima, pero lo dos últimos kilómetros de ascensión se convierten en los más duros de toda la subida lo que nos hará coronar Artesiaga con el corazón a mil y buscando el ansiado descenso que nos llevará hasta Eugui y su magnífico pantano cuando lleguemos al cruce con la N-138 y giremos a la derecha, o hasta Francia, a través del Collado de Urkiaga, si lo hacemos hacia la izquierda. Eso sí, antes de afrontar el descenso es del todo aconsejable pararse en la cima de Artesiaga y disfrutar con los parajes que tenemos a nuestro alrededor.