Portugal

Ligares, por Barca d'Alva

Longitud: 6 km
Altitud: 674 m
Desnivel: 530 m
Porcentaje: 8,83 %
Coeficiente: 166

Localización: En la misma orilla del Douro, que estamos en Portugal, en la localidad de Barca d'Alva pasando el puente Almirante Sarmento Rodrigues, sobre la N-221. Justo al pasar el puente a mano izquierda tomamos la carretera que nos ha de llevar tras diez kilómetros a la localidad de Ligares. Seis de esos diez kilómetros constituyen la dura subida de Ligares.

Especificaciones: Carretera en perfecto estado, con señalización horizontal en el centro de la calzada, no así en los laterales de la misma.

Fuentes: Justo al pasar el kilómetro tres de subida nos encontramos, a mano izquierda una fuente, junto a una pequeña área de descanso, que nos servirá para llenar nuestros bidones y disfrutar un momento de las espectaculares vistas sobre el Douro.

Ligares

Descripción: Para llegar a la localidad de Ligares, desde el mismísimo río Douro, debemos afrontar uno de los numerosos muros que existen en esta zona de Portugal, fronteriza con la provincia de Salamanca.

Nos encontramos en el Parque Natural Douro Internacional, Salamanca y Zamora en el lado castellano-leonés, por la parte española y Tras-Os-Montes y Beira Alta de la orilla portuguesa. Este Parque Natural tiene un claro eje de unión entre los dos países: el río Duero/Douro, y ese nexo tiene una clara característica: los grandes cañones producidos por el río. Esos cañones, hacen que el Douro esté encajonado en algunas zonas, y eso, desde el punto de vista cicloturista es una maravilla, para poder encontrarnos con muros como este de Ligares.

Si vamos desde España, llegaremos a Barca d'Alva después de haber dejado atrás la localidad salmantina de La Fregeneda y de haber descendido el Puerto de Vega Terrón, dejando atrás el muelle del mismo nombre, entramos en territorio luso tras pasar el Puente Internacional, aun sobre aguas del río Águeda apenas unos metros antes de unirse al Duero.

En Barca d'Alva, y justo al cruzar el puente sobre el Douro, vamos a iniciar la subida a Ligares. Son diez los kilómetros que separan Barca d'Alva de Ligares, seis de ellos de subida, y tres de esos seis kilómetros son un auténtico muro, con una media del once por ciento en esos tres kilómetros centrales de la ascensión.

El inicio de la subida es suave, pero rápidamente vamos a darnos cuenta que esta subida nos hará sufrir de lo lindo. Aun así el primer y segundo kilómetro podremos disfrutar de las magníficas vistas que el Douro allá abajo nos ofrece con Barca d'Alva, su embarcadero y el puente Almirante Sarmento Rodrigues, con las tierras de viñedos, de almendros y de olivos colgadas de la montaña en su claro descenso hacia el río..., pero a partir de aquí, poco podremos ya disfrutar..., solo fijar nuestra vista en el frente y pedalear para vencer el muro que tenemos delante. Son el tercero y el cuarto los kilómetros más duros de la ascensión, aquí vamos a encontrarnos rampas al diecisiete y dieciocho por ciento, una auténtica pared.

Pasados estos dos kilómetros centrales, la dificultad de la subida desciende considerablemente. Si nuestra condición física es aceptable, afrontaremos estos dos kilómetros finales deleitándonos de nuevo con las vistas y con las duras rampas subidas. Si, en cambio, llegamos muy tocados de fuerzas, tendremos aun un kilómetro al menos de sufrimiento. El último kilómetro, coincidiendo con la llegada de los pinos a los márgenes de la carretera si es ya un suave paseo hasta coronar y divisar, allá, a lo lejos, tras la revueltas, la localidad de Ligares.

Más en esta categoría: Sapinha por Barca d'Alva »