Portugal

Sintra. Palacio da Pena por Sintra

Longitud: 3,5 km
Altitud: 431 m
Desnivel: 214 m
Porcentaje: 6,11 %
Coeficiente: 38

Localización: En Sintra, población que se encuentra en la región de Lisboa, en la Sierra de Sintra, a pocos kilómetros de la capital portuguesa. No hay pérdida posible para acceder al Palacio da Pena y al Castelo dos Mouros, que es hasta donde nos conduce esta ascensión.

Especificaciones: Buena carretera en su parte inicial, se deteriora un poco durante la subida, habiendo algunas zonas en las que solo queda el adoquín, lo que le da un cierto aspecto nostálgico a la subida, aparte de acentuar la dureza.

Fuentes: Las hay durante la subida, o al menos eso dicen los lugareños, pero no se apreciaron en nuestra visita.

Sintra

Descripción: Sintra es uno de esos lugares en los que te quedarías días y días. Es de esos lugares que cuando los visitas los ves "por fuera" como un sitio, muy bonito y que merecerá la pena la visita de sus monumentos. Pero, cuando entras a esos monumentos, las vista adquiere un carácter mágico. Sintra es de los lugares que te transforma. Hay un antes y un después de visitar esta ciudad.

Sintra se encuentra a apenas 30 kms de Lisboa, al norte de la misma. Enclavada en la Serra da Sintra, su exuberante vegetación, su niebla, casi permanente en invierno ya la presentan como un lugar mágico, pero cuando te adentras en ella, lo es mas aun.
Lugar de reposo para nobles y reyes, de reposo y meditación para religiosos y de inspiración para escritores, fue a partir del siglo XVI cuando comenzó a ser visitada por numerosos arquitectos y artistas que comenzaron a plasmar en ella sus creacciones.

El traslado a Mafra, durante el siglo XVIII de los nobles y el terrible terremoto de Lisboa en el año 1755 hicieron que decayese la próspera Sintra. Pero tras el terremoto, como gran parte de la zona, tuvo que ser reconstruida, y en el siglo XIX fue de nuevo centro de escritores y aristócratas, además de una nueva figura, los "indianos" venidos de América, que reconstruyeron casas, palacetes y palacios, dándole un nuevo impulso cultural y social a la ciudad.

En 1955, la UNESCO declaró a Sintra y a la Serra da Sintra, Patrimonio de la Humanidad.

Todo, o casi todo es digno de visitar en Sintra. Sin embargo, hay algunos lugares y/o monumentos, mucho mas llamativos que otros. Algunos ejemplos son:

Castelo dos Mouros. Es uno de los monumentos mas visitados. Pasear desde su muralla solo para contemplar las vistas ya merece la pena. Se remonta a la ocupación musulmana de la Península. Reconstruido en 1839, tras los daños sufridos por el terremoto de Lisboa, por el rey Fernando II.

Palacio da Pena. Situado en lo alto de la colina, fue la realización del sueño de Fernando de Sajonia Coburgo-Gotha, príncipe alemán que contrajo enlace con la reina María II, convirtiéndose entonces en rey consorte de Portugal.

Palacio Nacional. El Paço da Vila se situa en el centro de la ciudad. Sus enormes chimeneas cónicas de 33 metros de altura destacan en el paisaje de la Vila Velha.

Quinta da Regaleria. Nada se puede contar de este lugar. Hay que ir y vivirlo. Es un autentico viaje a ti mismo y a tus raices. Un lugar iniciático donde reencontrate de nuevo.

Dejando atrás la visita cultural, obligadísima, por otro lado, y centrándonos en el tema estrictamente ciclista, la subida desde Sintra hasta el Castelo dos Mouros y el Palacio da Pena, no es un puerto que revista excesiva dificultad, si bien es cierto que mas de una rampa supera los dos dígitos en cuanto a su porcentaje de dureza.
La subida transcurre en su totalidad en medio del exuberante y frondoso bosque de la Serra da Sintra. Los diferentes olores y cambios de vegetación te transportan durante la ascensión a un lugar mágico, como todo Sintra. El adoquinado en gran parte de la subida, sobre todo en la parte final, hace que se acreciente la sensación mágica en esta fabulosa subida.