Asturias

El Acebo, por El Medeo

Longitud: 7,6 km
Altitud: 1166 m
Desnivel: 553 m
Porcentaje: 7,4 %
Coeficiente: 152

Localización: Para subir al Santuario de Nuestra Señora del Acebo, por esta vertiente de El Medeo, tenemos que situarnos en la localidad de Castro de la Sierra, en la carretera CN2. Para llegar hasta allí lo podemos hacer por el alto de Biescas, o bien por la carretera de Porley.

Especificaciones: La carretera es nueva por la vertiente de El Medeo, y se encuentra en perfecto estado. Comparte los últimos kilómetros con la vertiente habitual y mas conocida, que también está perfecta en cuanto a asfalto.

Fuentes: En el kilómetro cuatro, un poquito antes de llegar al cruce de Vegalapiedra.

El Acebo

Descripción: La subida al Santuario de Nuestra Señora del Acebo, es, para los cicloturistas una auténtica maravilla, ya que podemos encontrarnos hasta ocho vertientes diferentes de esta misma subida. Un lujo.

La que hoy presentamos aquí es la vertiente por la localidad de El Medeo. Se trata de una carretera de asfaltado reciente, y que, como deciamos antes, completa un poco mas si cabe, las subidas hasta el Santuario.

Tenemos que situarnos en la localidad de Castro de la Sierra, concretamente en la carretera CN2 para comenzar la ascensión. Hasta allí podemos llegar por Porley o bien por el alto de Biescas. Una vez tomamos ya la carretera hacia El Medeo, el puerto nos va a recibir de forma brusca, con rampas cercanas al veinte por ciento, y con un primer kilómetro al trece por ciento de media. Menudo inicio! Dolor de piernas. Es inevitable. Suerte tenemos, si nos acercamos hasta aquí en verano, que en este primer kilómetro abundan las zonas de sombra, algo que no encontraremos en el resto de la subida, ya que es una zona muy abierta, y suerte tendremos también, que los tres siguientes kilómetros suavizan bastante en cuanto a su porcentaje, aunque el puerto nos sorprenderá con alguna dura rampa, para que tengamos las piernas calientes, mas que nada...

Tras un descansillo, y una dura rampa al doce por ciento, llegaremos al cruce de Vegalapiedra, es decir, al cruce con la carretera mas conocida, y habitual en las pruebas ciclistas, sobre todo en la Vuelta a Asturias, a los que, por cierto, les mando desde aquí un recadito, pidiendo inspeccionar otras alternativas en esta subida al Acebo. Son tres kilómetros los que nos quedan desde aquí para coronar el puerto y dejar descansar la bici junto a las piedras del Santuario. Tres kilómetros duros, en torno al nueve por ciento, pero creezme que merece la pena este último esfuerzo y regalar a nuestros ojos unos magníficos parajes, los que nos ofrece las vistas de esta zona del oriente asturiano.