Barcelona

Rat Penat

Longitud: 4,78 km
Altitud: 478 m
Desnivel: 449 m
Porcentaje: 9,39 %
Coeficiente: 140

Localización: Entre Castelldefels y Sitges, antes de llegar a Garraf nos encontramos con la urbanización Rat Penat, dejamos aquí la C-32, y en la rotonda que da inicio a la urbanización comenzamos la subida que nos llevará por el Parc Natural del Garraf al interior del Massís de Garraf a través de la subida que nos ocupa en esta ocasión.

Especificaciones: Buen estado de la carretera en toda la subida. El primer tramo se hace en la propia urbanización y por lo tanto el tráfico es mas elevado y las rotondas pueden suponer algún tipo de riesgo. Una vez dejamos la urbanización la carretera se estrecha, la señalización horizontal es en los laterales, pero el firme sigue siendo perfecto.

Fuentes: No se divisaron.

Rat Penat

Descripción: La subida al Massis de Garraf desde la urb Rat Penat es una corta pero dura subida de las que te acuerdas para siempre.

En la misma urbanización Rat Penat, tras pasar la primera rotonda ya vemos que la carretera empieza a ponerse cuesta arriba, aunque no va a ser hasta la segunda rotonda, ya al final de la urbanización, cuando la cosa en cuanto a porcentaje en las rampas se pone muy muy serio.

Justo antes de completar el primer kilómetro de subida vamos a encontrarnos con una sucesión de herraduras que van a hacer que ganemos altura rapidamente y que las vistas al mar se vayan haciendo cada vez mas grandes. Eso si tenemos fuerzas para levantar la vista de la carretera y mirar al Mediterráneo ya que durante algo mas de un kilómetro la dureza de la subida es extrema. Con cada curva de herradura vamos a ir viendo como aumenta la pendiente de la carretera hasta llegar a picos del 20%. Es una zona extrema, de las que te come el coco.

Pasado este primer martirio la pendiente suaviza, lo que nos permitirá un breve respiro, pero será eso, breve, ya que a continuación vuelven las duras rampas que se suceden de nuevo casi durante otro kilómetro que se hace inacabable.

Pero todo acaba. La subida de Rat Penat también. Llegados al cruce que nos lleva hasta el radar, y que no podemos dejar de visitar, ya que hasta aquí llegan las duras rampas, hasta la misma verja, decía, que llegados al cruce se termina la subida. Cuando este puerto ha sido puerto de paso en carrera continúa recto. Nosotros, tras acercarnos al radar, volvemos al cruce, y en este pequeño remanso que hace la carretera nos deleitamos con las grandísimas vistas que desde aquí tenemos al Mare Nostrum.