Navarra

Jaurrieta, por Ezcaroz

 

Longitud: 4,3 km
Altitud: 975 m
Desnivel: 234 m
Porcentaje: 5,44 %
Coeficiente: 36

Localización: Nos situamos en el valle del Salazar, en la localidad de Ezcaroz, a apenas tres kilómetros de Ochagavía. La carretera que tomamos, rumbo a Jaurrieta primero, las Abaurreas luego, y a la Selva de Irati después, es la NA-140.

Especificaciones: La carretera es perfecta. Buen asfalto, amplia y con señalización horizontal en el centro de la calzada y en ambos lados.

Fuentes: No se apreciaron, hay que llenar, por tanto, los bidones en Ezcaroz, o en el propio río Salazar que ya baja bravo en esta zona.

 

Descripción: Nos encontramos ante uno de los puertos importantes en el panorama cicloturista español, algo rara esta apreciación si miramos los números de la subida, bastante humildes para afirmar que es uno de los puertos importantes, pero, es que, Jaurrieta, es el primer puerto de una de las pruebas cicloturistas mas importantes de nuestro país, y, seguramente, al menos jaurrieta mapdesde el punto de vista personal de la mas bonita y la que mas apetece disfrutar, debido a que se cumple esa máxima, cada vez mas extraño entre las pruebas cicloturistas en España y es que es precisamente eso, una prueba cicloturista. Estamos hablando de la Irati Xtrem.

 

Jaurrieta se empieza a subir en la Irati a apenas tres kilómetros de haberse dado la salida en Ochagavía. En sentido descendente del valle del Salazar, y junto al río, llegamos a Ezcaroz. En esta localidad es donde se inicia la subida hasta Jaurrieta, localidad de la que toma el nombre esta subida.

 

La subida no reviste una dureza especial, aunque tampoco es una tachuelilla. Sus cuatro kilómetros largos mantienen en todo momento un porcentaje superior al cinco por ciento. Es una subida que se hace con mucha tranquilidad en la Irati, teniendo en cuenta lo que queda con posterioridad, y que, en condiciones normales también es una subida que se presta al disfrute de la carretera y de la zona. La totalidad de la subida está rodeada de un tupido bosque, que junto con las numerosas herraduras que tiene el puerto van a hacer que se convierta en una subida agradable y bonita de subir.

 

Más en esta categoría: « Artesiaga, por Irurita